martes, 27 de octubre de 2015

Hamburguesas de remolacha y queso de oveja

Esta receta bien podría titularse croquetas grandes de remolacha y queso pero por la forma y presencia me he decantado por llamarla hamburguesas. Se puede perfectamente hacer pequeños bocados a modo de croquetas y servirlas como aperitivo.
El bulgur se puede sustituir por cualquier otro ingrediente que proporcione un poco de cuerpo; sémola, copos de avena o nueces picadas no demasiado finas. Es cuestión de ir probando o de lo que se tenga a mano.
Me gusta especialmente acompañar las hamburguesas con mahonesa casera, hecha con ajo y aceite de oliva, junto con algunas hojas de ensalada, pero también resulta delicioso con yogur mezclado con tahini al que se le puede añadir ajo para que tenga un sabor más contundente. 


Ingredientes para unas 6 o 8 hamburguesas, dependiendo del tamaño

4 remolachas de tamaño mediano
150 g de bulgur grueso integral
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
200 g de queso de oveja tierno
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 huevos
1 manojo de albahaca fresca picada
Sal y pimienta

Acompañamientos: al gusto

Poner el bulgur integral en un cuenco con agua hirviendo justo hasta cubrirlo, tapar y reservar durante una media hora para que el bulgur se hidrate. Tiene que quedar tirando a seco.

Pelar y rallar las remolachas y las cebollas, añadir el ajo picado y mezclar. Incorporar el queso de oveja desmenuzado, aceite de oliva, huevos, albahaca, sal y pimienta.

Añadir el bulgur y amalgamar todos los ingredientes, dejar reposar otra media hora. Este paso es importante ya que ayuda a que las hamburguesas retengan su forma.

Formar las hamburguesas del tamaño deseado, si la masa no es demasiado compacta añadir un poco de harina. Hacer las hamburguesas, a la parrilla en una sartén con aceite de oliva, durante 2 o 3 minutos por cada lado o hasta que estén doradas. 

Servir con panecillos de hamburguesa y acompañamientos al gusto, con ensalada, patatas fritas, aguate, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario