viernes, 24 de octubre de 2014

Coca de tomates secos y albahaca



La elaboración de panes planos con guarniciones encima es típica de todo el mediterráneo, recibiendo distintos nombres dependiendo de la zona.

En Cataluña, el levante español y en las islas Baleares son tradicionales las cocas, tanto dulces como saladas. 

Esta receta vendría a ser parecida a la tradicional coca de recapte, pero es mucho más sencilla, ya que no lleva escalibada, butifarra ni sardinas saladas. Simplemente le he puesto unos tomates secos y un poco de albahaca, por la simple razón de que tenía estos ingredientes en casa. Los ingredientes se pueden perfectamente cambiar dependiendo del gusto personal o de lo que se tenga a mano. Sin embargo, la idea de esta preparación es hacer un bocado simple, no demasiado recargado, para tomar en el desayuno o en la merienda. 

Otras combinaciones sencillas, que no tradicionales, podrían ser tomates con orégano, aceitunas con ajedrea, etc.  




Ingredientes  

250 g de harina de fuerza
10 g de azúcar
20 g de levadura fresca o una cucharadita llena de levadura instantánea de panadero
5 g de sal
150 ml de agua
40 ml de aceite de oliva
Un puñado de tomates secos
Un ramillete de hojas de albahaca
Aceite de oliva para aderezar

Preparación

En un recipiente mezclar la harina, azúcar, levadura, sal, agua y aceite hasta formar una masa suave, no demasiado líquida. Ajustar la harina o agua según sea necesario. 

Espolvorear harina en la mesa de trabajo y poner la masa de pan encima. Amasar durante unos 10 minutos hasta que la masa quede elástica y algo firme. Engrasar un bol con aceite, introducir la masa, cubrir con un paño de cocina o film transparente y dejar reposar hasta que doble su tamaño, alrededor de una hora y media pero depende de la temperatura ambiente. 

Cuando la masa haya subido, poner un poco de aceite en la mesa de trabajo, formar un rectángulo que mida aproximadamente 30 x 40 cm. Dejarla reposar durante 5 minutos. 

Poner papel de hornear en una bandeja y con cuidado colocar la masa estirada encima. Dejar reposar otra hora y media o hasta que doble su tamaño. 

Mientras tanto rehidratar los tomates secos cubriéndolos con agua durante hora o hasta que estén blandos. Cortarlos en trozos pequeños.

Cubrir la masa con los tomates secos rehidratados, espolvorear con abundante albahaca y aderezar generosamente con aceite de oliva.

Introducir en el horno previamente precalentado a 200 C y hornear unos 15 minutos, hasta que la coca esté dorada por encima.
Sacar la coca del horno y dejar que se enfríe encima de una rejilla.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario