viernes, 2 de noviembre de 2012

Sopa de calabaza asada entera

Una sopa de calabaza es el plato ideal para preparar en otoño, primero porque hay calabazas en abundancia pero también porque es ligera y muy saludable. Servir la sopa en la propia calabaza, como en esta receta, la hace aun más apetitosa.


Ingredientes para la sopa

1 calabaza entera de tamaño mediano
1 cucharada de aceite de oliva
1 cebolla picada fina
1 diente de ajo
2 hojas de laurel
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de semillas de alcaravea en polvo
1 cucharadita de pimienta de Jamaica en polvo
1 cucharadita de pimentón (dulce o picante)
½ l de caldo de pollo
150 g de chorizo semicurado y cortado en rodajas

Preparación

Encender el horno a 200 C y asar la calabaza entera durante 45 minutos. Retirarla y dejar que se enfríe durante unos 10 minutos.

Con un cuchillo bien afilado cortar la calabaza por encima para formar una tapa. Luego con la ayuda de una cuchara sacar las semillas y la pulpa, con cuidado de no llegar completamente al fondo. Descartar las semillas y reservar la pulpa de la calabaza.

Calentar aceite de oliva en una sartén grande y sofreír la cebolla con las hojas de laurel, cuando esté dorada añadir el ajo picado y la calabaza reservada. Incorporar la canela, alcaravea, pimienta de Jamaica, pimentón y el caldo de pollo.

Cocinar a fuego lento de 5 a 10 minutos más o hasta que la calabaza esté bien tierna.

Sacar la olla del fuego y dejar enfriar durante 10 minutos. Cuando la sopa se haya enfriado un poco, mezclar con una batidora hasta que quede suave.

En otro sartén freír el chorizo a fuego alto durante 1 minuto. Usar un poco de aceite de oliva si el chorizo es muy magro.

Mezclar el puré de calabaza con el chorizo y verterlo en la calabaza que hemos vaciado. Cubrir con la tapa de la calabaza. Poner la calabaza con la crema de nuevo en el horno y asar durante media hora más.  

Sacarla con cuidado del horno y servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario