domingo, 11 de septiembre de 2011

Pasta al horno con calabacines


La pasta siempre es apetitosa y añadiéndole verduras y queso resulta un plato sano y completo. El secreto de este plato se basa en la calidad y la frescura de los ingredientes, como mejor calidad tengan más sabroso el resultado final.  


Ingredientes

200 g de pasta (la que guste, espagueti, macarrones, etc.)
1 calabacín cortado en rodajas
2 dientes de ajo
1 guindilla cortada fina
1 manojito de orégano fresco
2 tomates maduros pelados y cortados en trozos pequeños o puré de tomate
1 copita de vino blanco
500 ml de caldo de verduras 
75 g de queso parmesano o pecorino
1 bola de queso mozzarella
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación

Hervir las pasta en agua salada según las instrucciones del paquete, debe quedar al dente, no muy hecha.

Calentar aceite de oliva en una sartén y dorar el calabacín por ambos lados y retirar reservándolo en un plato aparte.

En la misma sartén dorar los ajos cortados en láminas junto con la guindilla, añadir mas aceite si es necesario. Incorporar el orégano y los tomates, cocinar durante cinco minutos. Agregar el vino blanco y el caldo de pollo, sal, pimienta y reducir a fuego medio hasta que la salsa espese.

En un recipiente apto para horno  mezclar la pasta reservada con la salsa de tomate y mezclar con el queso parmesano o pecorino rallado.

Cortar el queso mozzarella en láminas finas y esparcirlas por encima de la pasta añadiendo más queso parmesano o pecorino por encima.  

Gratinar en el horno hasta que el queso quede dorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario