viernes, 5 de agosto de 2011

Pulled pork con especias chinas

El “Pulled pork” se guisa a temperatura muy baja durante un prolongado tiempo, la carne se ablanda lo suficiente permitiendo que se "tire", deshilachándose muy fácilmente. En esta receta he usado sabores chinos dando como resultado un plato muy interesante.



Ingredientes

500 g de espalda de cerdo
2 cucharadas de polvo de 5 especias (mezcla de anis, raíz de jengibre, clavos de olor, pimienta de shichuan y semillas de hinojo)
100 ml de vino de arroz
2 cucharadas de salsa de soja ligera
2 cucharadas de aceite vegetal
1 cebolla mediana cortada fina
2 dientes de ajo picados
2 cm de raíz de jengibre cortado en pedacitos
1 guindilla cortada en trocitos
200 ml de agua

Preparación

Frotar muy bien la carne de cerdo con el polvo de especias, añadir el vino de arroz y 2 cucharadas de salsa de soja,  y dejarla en maceración durante un día si es posible.

Después que la carne haya macerado, sacarla del líquido escurriéndola bien y reservando el líquido.
 En una cazuela calentar el aceite, agregar la carne de cerdo y dorarla durante 5 minutos por todos los lados.  Retirar la carne y reservar.

En la misma cazuela dorar la cebolla hasta que adquiera color, añadiendo después la guindilla, los ajos picados y el jengibre cortado en pedacitos pequeños. Dar vueltas durante un minuto y añadir la carne previamente reservada junto con el líquido de la maceración y el agua.

Cubrir la cazuela y guisar hasta que la carne esté muy tierna,  unas 2 o 3 horas,  y se pueda separar con un tenedor.
Cuando esté lista deshilachar la carne con un tenedor.

Es delicioso con pepino y cebollinos cortados en juliana, servido encima de crepes y salsa de ciruelas



No hay comentarios:

Publicar un comentario