viernes, 6 de mayo de 2011

Tajín de cordero con albaricoques secos y pimientos

 
 

¡Para chuparse los dedos!

Ingredientes
 
Media espalda de cordero.
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla finamente picada
2 dientes de ajo, finamente picados
3 cm de raíz de jengibre rallado
1 ramita de canela
1 cucharada de ras-el-hanout (mezcla de especias empleada en la cocina marroquí)
½ cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de canela en polvo

½ l de caldo de carne, pollo o vegetal.
1 limón en salmuera, cortado en cuartos
1 cucharada sopera de miel
50 g de albaricoques secos
1 pimiento rojo asado o en lata
Sal y pimienta
1 cucharada de perejil picado fresco
1 cucharada de menta fresca picada

Preparación
 
Poner al fuego una cazuela grande hasta que esté caliente, añadir el aceite y el cordero sazonado con sal y pimienta y freír durante 2-3 minutos por cada lado o hasta que esté dorado.
Agregar la cebolla, el ajo y el jengibre y freír durante 2-3 minutos, o hasta que la cebolla esté suave. Añadir el resto de las especias (ramita de canela, ras-el-hanout, cúrcuma y canela en polvo) y dar unas vueltas durante un minuto.
Verter el caldo y llevar la mezcla a ebullición, cubrir la cazuela y dejar que se haga a fuego lento durante 1 hora y media.
Pasado este tiempo, agregar el limón en salmuera, la miel, los albaricoques y el pimiento, y dejar cocer otra hora y media hasta que el cordero esté muy tierno y la salsa haya espesado.
Adornar con el perejil y la menta, y servir.  

Cuscús es un acompañamiento ideal, ligeramente sazonado, con un poco de aceite de oliva. Se puede añadir cebollino picado, perejil, menta o lo que apetezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario