martes, 18 de octubre de 2011

Judias con acelgas

 
Con ingredientes simples, fáciles de conseguir y económicos se consigue un guiso lleno de sabor y muy sano. La adición de queso da profundidad de sabor al caldo pudiéndose aprovechar cualquier resto de cortezas que hayan quedado duras.
 

Ingredientes
200 de judías secas
1 l de caldo vegetal o pollo
3 tallos de apio
Corteza de queso duro (o restos de queso)
1 hoja de laurel
1 manojo de tomillo fresco, picado
1 guindilla

Ingredientes para el guiso

125 g de panceta cortada en dados
Aceite de oliva
1 cebolla grande cortada en rodajas finas
1 bulbo de hinojo picado fino
4 dientes de ajo finamente picado
250 g de acelgas, tallos y hojas cortadas
Sal y pimienta
Queso duro rallado

Preparación

Cubrir las judías secas con el caldo de pollo, corteza de queso duro, laurel, tomillo, guindilla y llevar a ebullición. Dejar que hiervan a fuego bajo-medio durante 1 – 2 horas o hasta que estén tiernas.

Freír la panceta en una sartén hasta que esté dorada y crujiente. Reservar.


En la misma grasa que ha desprendido la panceta sofreír la cebolla y el bulbo de hinojo a fuego moderado hasta que se ablande y empiece a tomar un poco de color. Añadir aceite de oliva si es necesario. Incorporar el ajo y dorar durante un minuto más.

Añadir las acelgas y panceta reservada a la sartén y sofreír durante 5 minutos o hasta que las acelgas se reduzcan.


Agregar las judías cocidas junto con el caldo con que se han guisado. Descartar la corteza de queso, apio, tomillo y el laurel. Hervir durante 10 – 15 minutos hasta que las acelgas estén tiernas. Probar la sazón y agregar sal y pimienta si es necesario.

Servir con queso rallado por encima si se desea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario